fbpx

El Salvador envía funcionaria a Tulum, donde los policías sometieron a una migrante salvadoreña hasta matarla

El Gobierno salvadoreño continúa el proceso para buscar justicia en el caso de Victoria Esperanza Salazar Arriaza, salvadoreña migrante que fue víctima de la brutalidad policial en un poblado al norte de México.

Desde el domingo 28 de marzo en la noche, el Presidente Nayib Bukele exigió justicia para la connacional, que dejó a dos niñas en orfandad. “Solo pedimos justicia. Que a los que hicieron esto les caiga todo el peso de la ley”, expresó el mandatario. “Nosotros nos encargaremos de la manutención y estudios de las dos hijas de Victoria y de todo lo que necesiten”, subrayó también el gobernante.

El lunes por la tarde, el Ministerio de Relaciones Exteriores salvadoreño designó a una funcionaria para encargarse del asunto en directo. “Nuestra Directora de Asistencia y Protección Humanitaria ya se desplaza a Tulum, Quintana Roo, junto con personal del Consulado General de El Salvador en Acayucan, para dar seguimiento de todas las diligencias en desarrollo, en este proceso también trabaja nuestra embajada”, destacó la cancillería en sus redes sociales.

También, el mismo lunes, los familiares de Salazar Arriaza llegaron a las oficinas de Relaciones Exteriores para recibir el acompañamiento de las autoridades, en atención a la orden que dio el Presidente Bukele.

Hasta el mismo gobernante mexicano, Manuel López Obrador, pidió disculpas en un foro de Naciones Unidas por la muerte violenta de la salvadoreña migrante. Los cuatro agentes involucrados ya están detenidos.
En México, alrededor de 10 mujeres mueren a diario. Las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres afirman que el dominio de la cultura machista es la principal causa de miles y miles de mujeres asesinadas.

Síguenos en FacebookTwitter e Instagram para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.

Facebook Comments Box