fbpx

El gobernador de Nueva York ordena que los trabajadores “no esenciales” se queden en casa

Es el estado donde más crecen los contagios, la mitad del país

Después de que el jueves California decretara la orden de confinamiento, el estado de Nueva York, en el que exponencialmente más crece el coronavirus en Estados Unidos, ha ordenado este viernes que el 100% de los trabajadores se queden en casa si no desarrollan una de las denominadas tareas esenciales. También requirió a los ciudadanos que estén en casa lo máximo posible.

Esta es la medida más agresiva en un estado donde se han registrado 7.102 casos –casi la mitad del país-, con 35 muertos (26 al menos en la Gran Manzana), sólo por detrás de los 75 registrados en el estado de Washington.

“Necesitamos que todos y cada estemos seguros, de lo contrario, nadie está seguro”, remarcó Cuomo este viernes en la rueda de prensa en la que ha anunciado el endurecimiento extremo de las medidas. La lista de establecimientos cerrados, en la que ya estaban espectáculos, bares, restaurantes o muchos comercios, se amplía a salas de manicura, peluquerías y barberías, que deberán bajar la persiana este sábado. Demasiada proximidad.

Cualquiera diría que esta es la misma política que la de “refugiarse en casa” o de “quedarse en casa”, como la denominó el gobernador californiano Gavin Newson. Sin embargo, Cuomo marcó diferencias. “Este no es un refugio en casa y las palabras importan porque crean terror en la gente”, replicó. “Refugiarse en casa es cuando han un pistolero y se ordena no salir, o cuando hay un problema nuclear, y esto no lo es, ni lo es lo que ha decretado en California”, aclaró, en el sentido de que la gente aún puede salir a comprar comestibles, a por medicinas, a pasear el perro o visitar familiares que lo requieren.

De un día para el otro 2.950 positivos, de los que 1.939 corresponden a la ciudad de Nueva York

Si bien no se prohíbe salir a la calle, su orden señala que los ciudadano han de limitar sus actividades de puertas afuera, evitando en todo momento actividades de proximidad a otros. “Puedes ir a pasear al parque, pero no puedes jugar a baloncesto”, ilustró.

Cuomo dio una explicación a esta escalada preventiva. “Crecen los número, crece la prohibición”, subrayó. De un día para el otro, en el estado se han contado otros 2.950 positivos, de los que 1.939 corresponden a la metrópoli. El gobernador justificó este incremento a la realización de más tests. “No es que esto nos cause más preocupación porque es la realidad y los test lo único que hacen es poner de manifiesto esa realidad que estaba oculta”, recalcó.

En caso de incumplimiento se impondrán multas. Cuomo expuso también la filosofía: “Tus acciones pueden afectar a mi salud, esto forma parte de nuestro contrato social, lo que hace me afecta”, remarcó.

Facebook Comments Box